Cuidados de Tu Perro en Invierno

Los canitos también son susceptibles a los cambios de temperatura y si no tienes cuidado, se pueden enfermar, por eso es importante que tomes estas medidas, para mantener a tu perro saludable en época de frío:

Pelo lo más largo posible

Si tu perro es de pelo largo, no dejes de cepillarlo frecuentemente, para que evitar nudos y que le tengas que cortarle el pelo, recuerda que su pelaje es un protector natural para el frío.

Ropa de invierno

No es de naturaleza del perro llevar ropa, pero en el caso de que su pelo esté corto o la temperatura muy baja, te recomendamos ponerle un suéter, lo ideal es que le cubra los pulmones y que se sienta cómodo.

Paseos

Los cambios bruscos de clima, como estar caliente en casa y salir a pasear al frío, no les permite regular su temperatura, y les causa un enfriamiento, que puede terminar con enfermedades respiratorias. Si no puedes modificar el horario de paseo por horas más cálidas, reduce algunos minutos la salida, para que no esté tan expuesto al frío. Es importante que al volver a casa seques bien sus patitas y las partes que se haya mojado. Procura mantener hidratadas sus almohadillas para que se lastimen con el frío de la calle.

Hora de dormir

Mueve su cama, colócala en un lugar cálido y lejos de las corrientes de aire. También le puedes comprar una colchita para que le dé más calor, si se duerme contigo ponle una cobija y pégalo a ti, así los dos dormirán calientitos.

Alimento y Agua

Dale un alimento de buena calidad, tu canito necesitan energía para generar calor y en época de frío hay patógenos que aprovechan la falta de vitaminas. Los perros en invierno necesitan más calorías para mantener su temperatura, así que darle un poquito más de comida le hará bien, si tu perro ya es viejito pregúntale a tu veterinario por algún suplemento. No olvides mantenerlo hidratado todo el tiempo.

Detecta a tiempo

Los perros se pueden enfermar con los cambios de clima. Tienes que estar alerta, si detectas que tu perro está débil, tiene escalofríos, estornuda mucho, está más caliente o frío de lo normal o si tiene mocos, llévalo inmediatamente al veterinario, recuerda que una atención oportuna puede evitar una enfermedad grave.

Baño seco

El baño en exceso puede remover los aceites esenciales de su piel, secándola y debilitándola. Para mantener la higiene de tu perro puedes hacerle baños secos, le ayudarán a sentirse limpio. Y si lo tienes que mojar, asegúrate de secarlo perfectamente y que no vaya a salir a la intemperie por un buen rato.

Los cachorros y los perros viejitos son los que están más expuestos a enfermedades, por eso es importante tenerles mayor cuidado. Asegúrate de que sus vacunas estén al día, y que tenga la del moquillo.

¡Ayúdanos compartiendo!


Relacionados